miércoles, septiembre 16, 2009

CAI GUO-QIANG




Cai Guo-Qiang nació en 1957 en Quanzhou, una ciudad costera de la provincia de Fujian, en el sudeste de China. La rica historia de la ciudad portuaria ha constituido una fuente esencial de inspiración para el artista. Durante el régimen de Mao, en Quanzhou sobrevivieron algunas costumbres prohibidas en otras regiones, lo que supuso un estímulo para el en su infancia. En la década de 1980, estudia escenografía en Shanghai. En 1986 se traslada a Japón y en 1995 a Nueva York
donde reside en la actualidad.
La pólvora, el óleo, el vídeo, la arcilla son sólo algunos de los diversos materiales que ha empleado para crear. La crítica describe a Cai Guo-Qiang como un artista transgresor y provocador cuyo punto de partida es crear con la destrucción del fuego.
Cai Guo-Qiang utiliza la pólvora en sus delicadas creaciones que incluyen papel y espectaculares proyectos en los que participa el público.


La pólvora –en chino, significa literalmente, “medicina de fuego”– es uno de los inventos chinos más célebres.
Cai Guo-Qiang empezó a aplicar pólvora y mechas con el fin de crear proyectos de explosión para una audiencia pública. Empleó como marco físico superficies y estructuras ya existentes.
Los primeros proyectos tuvieron una duración de entre uno y quince segundos. Ahora produce proyectos de explosión aérea que, con frecuencia, se desarrollan en colaboración con pirotécnicos profesionales. Más recientemente, el artista ha aprovechado la tecnología informática en la concepción de las estructuras pirotécnicas para crear explosiones más precisas y elaborados.
Aros Olímpicos
Desde mediados de la década de 1990,se ha apropiado del hongo atómico y ha propuesto que este memorable icono del siglo XX puede arrojar una luz en nuestra conciencia colectiva si se presenta en forma de obra de arte ,yuxtaponiendo imágenes de un hongo atómico con dos verdaderas setas lingzhi , utilizadas en la medicina tradicional china con fines terapéuticos.

Además, en su obra Las huellas de la historia (2008),ha realizado un gran dibujo panorámico con pólvora de más de 33 metros de longitud.

La práctica artística se amplía para incluir instalaciones interactivas que a menudo recuperan signos y símbolos de la cultura china y ponen de manifiesto de una manera brillante la dialéctica entre la historia local y la globalización.

Algunas de las instalaciones clave en el reconocimiento internacional del artista . Es el caso de Reflexión—Un regalo de Iwaki (2004), una obra en la que los restos de un barco naufragado se convierten en receptáculo para varias toneladas de cerámica blanca, procedente de miles de platos rotos.



Otra instalación clave es Patio de la recaudación de la renta de Bilbao (2009), que incluye más de setenta esculturas de arcilla de tamaño natural dispuestas en distintas escenas narrativas que se construyen in situ con la colaboración de escultores chinos y locales. La pieza está inspirada en un conjunto escultórico del realismo socialista de 1965, que representa la miseria de los campesinos bajo el yugo de un terrateniente explotador durante el gobierno prerrevolucionario del Kuomintang, y que supuso un adelanto del celo propagandístico del arte del realismo socialista durante la Revolución Cultural China (1966–1976).






Durante toda una década, Patio de la recaudación de la renta (Shou Zu Yuan) se reprodujo e instaló en ciudades de toda China, llegando a ser la imagen política más reincidente y con más carga emocional después del retrato de Mao. La intención de Cai al mostrar esta obra realista socialista de gran carga histórica es ampliar nuestra comprensión del arte contemporáneo al hacer patente el impacto masivo y el poder emocional de un estilo artístico aparentemente «retrógrado» que dominó en China durante décadas. Del mismo modo, la pieza supone una mordaz reflexión sobre el destino del arte y los artistas bajo la manipulación de la ideología política. Para llevar a cabo la nueva recreación de esa instalación en Bilbao, el artista ha invitado a cuatro escultores chinos y a estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la UPV-EHU para la recreación in situ de las obras, dejando que se descompongan posteriormente en el transcurso de la exposición.

Cabe destacar también la presencia en Bilbao de otra obra clave de gran espectacularidad y belleza estética que subraya la relación del artista y de la Solomon R. Guggenheim Foundation. Realizada para la muestra individual del artista en el Deutsche Guggenheim de Berlín en 2006. De Frente es una especie de retablo en el que 99 réplicas de lobos a tamaño real corren desaforados hacia –y contra– una pared transparente de cristal.





INOPPORTUNE: STAGE ONE (Inoportuno: primer paso). Es una obra del 2004 compuesta por nueve automóviles y tubos de luz secuenciales, donde todo nos hace pensar en el caos producido, por ejemplo por una explosión, con los autos volando por los aires.



Puso en marcha los denominados “proyectos sociales” a comienzos de la década de 1990, trabajando para ello en emplazamientos que no guardan relación con el arte y con voluntarios ajenos al mundo del arte profesional, con el objetivo de crear espacios para el debate. Estos continuos experimentos e intervenciones desarrollan los ideales utópicos del artista en relación con el compromiso y la movilización social, con una creencia continua en la naturaleza transformacional y en el potencial de diálogo que se encuentra en las comunidades de personas.


Watch Cai Guo-Qiang in Web Series | View More Free Videos Online at Veoh.com